De los mejores hoteles para niños en Ámsterdam

Ver todos Hoteles en Amsterdam

Ámsterdam puede ser famosa por su barrio rojo y su postura amigable en cuanto a la marihuana, pero la capital de Holanda tiene mucho más que ofrecer tanto a adultos como a niños. Las actividades infantiles en Ámsterdam incluyen un viaje al museo de Van Gogh, un recorrido en bote a través de los canales o explorar la ciudad en bicicleta. Ya que algunos hoteles están más enfocados en las familias, evaluamos de qué manera cada característica se compara con las de la competencia, desde las habitaciones hasta las piscinas y los restaurantes. ¡Echa un vistazo a nuestras mejores opciones de hoteles para ir con niños en Ámsterdam e inspírate!

  1. El Hotel Pulitzer es uno de los mejores hoteles de Ámsterdam y uno de los mejores para niños. Las habitaciones Covenient Family vienen con una cama doble y dos camas individuales y los niños menores de 12 años comen gratis en el restaurante. (Se ofrece un menú dirigido a los niños). El área de cunas también está disponible bajo petición. Todas las habitaciones son únicas, con cálidos toques de diseño tales como paredes de ladrillo expuesto y pisos de madera. La mayoría de las habitaciones tiene abundante luz natural y algunas tienen vistas del canal; aquellas que no las tienen ofrecen una visión del jardín del hotel. Un punto negativo es la molesta tarifa cobrada por tener Wifi en las habitaciones, pero es gratuito en el vestíbulo y en el pequeño centro de negocios. Además de estar en una de las zonas más pintorescas de Ámsterdam, el hotel está a pocos pasos de lugares de interés popular como la plaza Dam, el Museo Van Gogh y el Barrio Rojo.

  2. El Sofitel es una propiedad de lujo en el corazón del Centro Viejo y puede ofrecer a los padres o hijos artículos para bebés, cunas y toallas pequeñas. Las camas adicionales también están disponibles bajo petición y los servicios de guardería pueden ser acordados a través de la conserjería. El edificio posee una exquisita historia; ha sido tanto un convento en el siglo XV como un ayuntamiento. Las 177 habitaciones tienen un diseño contemporáneo y hogareño (aunque algunas son un poco pequeñas) y cuentan con máquinas de café Nespresso, TV de pantalla plana y estupendas camas. Los baños son elegantes y algunos tienen duchas de cabina. Entre las comodidades del hotel cabe mencionar un spa de alta categoría con piscina climatizada bajo techo, un moderno gimnasio y el restaurante Bridges. El servicio de habitaciones está disponible las 24 horas del día.

  3. El Dylan Ámsterdam puede alojar a dos adultos y un niño en muchas de sus tipos de habitaciones; una cama extra puede ser añadida a las habitaciones Dobles, Superior y suites De Lujo. Además, se pueden reservar habitaciones Superior conectadas y hay cunas disponibles bajo petición. El Dylan es un hotel boutique elegante y exclusivo ubicado en el Canal Ring. Todas las habitaciones cuentan con servicios de calidad superior, que incluyen sistemas de sonido Bose, minibar abastecido y artículos de aseo personal marca Zenology. Una cómoda sala de estar, dos bares y un encantador patio con lámparas de calor son sin lugar a dudas atracciones, pero lo más destacado es en realidad el restaurante Vinkeles, que cuenta con una estrella Michelin y sirve platos franceses contemporáneos en un espacio exclusivo con apenas algunas mesas.

  4. Aunque el Toren tiene un estilo romántico, ofrece varias habitaciones que pueden alojar una cama extra, incluyendo algunas de las habitaciones Dobles y Deluxe. Hay cunas y servicios de guardería disponibles. Aunque cada habitación es única, están decoradas con el mismo toque sofisticado Toren que combina tonos ricos, candelabros y techos pintados. Hay un acogedor bar en el sitio y el hotel está afiliado a Christophe, un aclamado restaurante, a la vuelta de la esquina, que hace entregas directamente a las habitaciones.

  5. El Hotel Arena de 116 habitaciones es un lugar emblemático histórico, construido en 1889 como el orfanato Sint Elisabeth. Ha sido renovado para preservar muchos de sus elementos arquitectónicos geniales y originales, que incluyen una gran escalinata en el vestíbulo de apariencia gótica, casi de steampunk. Inusual en Ámsterdam, el Hotel Arena está apartado de la calle, en sus propios terrenos, con grandes áreas al aire libre para relajarse y socializar con cócteles y refrigerios o, para los niños, saltar en el trampolín (a nivel del suelo) del parque infantil.

  6. El Ambassade Hotel ofrece habitaciones Triples para familias o tres personas y hay cunas disponibles bajo petición. Se puede disponer de servicios de guardería. El hotel de 58 habitaciones tiene buen gusto y es ordenado, con decoración clásica estilo Luis XV/XVI, aunque ninguna de sus áreas es igual en disposición ni apariencia. Entre los servicios se incluyen un flotador Koan (que permite flotar en agua salada en una cápsula libre de estímulos) y salas de masajes. El salón de desayuno tiene clase por su arte moderno, y sus adorables mesas están adornadas con lirios de agua de un amarillo brillante. Los huéspedes tienen acceso a una cálida biblioteca y sala de computación.

  7. El Convent Hotel ofrece habitaciones triples con tres camas dobles, convenientes para las familias. Hay cunas disponibles bajo petición, así como camas adicionales para niños (dependiendo del tipo de habitación). Las habitaciones son limpias, aunque con decorado un poco anticuado, y tienen modernos toques como TV de pantalla plana, cafeteras, minibar y Wifi gratuito. Las camas cuentan con suaves colchones pillow-top. La ubicación es conveniente, a pocos pasos de atracciones como la Plaza Dam y la Casa de Anne Frank.

  8. Construido en un edificio azul vanguardista en el año 1970, el Best Western Blue Square Hotel de tres pisos, es una propiedad mediana ubicada a pocos kilómetros al oeste del centro de Ámsterdam. El hotel cuenta con un amplio desayuno bufé (con costo), restaurante para cenas, bar cóctel y modernas habitaciones con Wifi gratuito y TV de pantalla pana. Los huéspedes dispuestos a intercambiar cercanía por atracciones turísticas, pueden ahorrar un poco en las tarifas de habitaciones y el tranvía está a una cuadra para realizar el viaje de 25 minutos al centro de la ciudad.

  9. Un íntimo hotel, de 15 habitaciones, en un edificio de cuatro pisos, el Hotel Fita ofrece una excelente ubicación a una cuadra del Stedelijk y el Museo Van Gogh y a dos cuadras del Rijksmuseum. Las habitaciones son simples pero cuidadosamente elaboradas y cuentan con Wifi gratis y TV de pantalla plana. Hay disponibilidad de cunas para bebés. El Fita ofrece un extenso desayuno gratuito que incluye panqueques holandesas, pero carece de las instalaciones que ofrecen los hoteles cercanos como el Marriott. Hospedarse aquí es una buena elección para los viajeros que quieren una simple estadía económica, con acceso disponible a los museos y a una cuadra del tranvía.

  10. El Hotel Aalders de tres estrellas está ubicado en el Museum Quarter de Ámsterdam, a unos cinco minutos a pie de Vondelpark y a 16 minutos en auto de la Estación Central de Ámsterdam, la estación ferroviaria más grande de la ciudad. Las 28 habitaciones, incluyendo las familiares, están divididas en dos propiedades del siglo XX con auténtico decorado histórico que incluye complejos techos y escaleras ornamentadas de madera, aunque algunas habitaciones son pequeñas. Está disponible un desayuno bufé gratuito y hay un íntimo bar en el sitio. El acceso al elevador está disponible, una característica poco común en propiedades de esta época.

No te pierdas nuestros secretos de viaje. ¡Danos un "Me gusta" en Facebook!