Barcelona vs. Madrid: ¿Cuál es mejor para ti?

Plaza Mayor en Madrid; imagen cortesía de Kyle Valenta.

Las rivalidades urbanas ahora están de moda, solo pregunta a los residentes de Nueva York y Los Ángeles en caso de que tengas curiosidad. A lo largo de nuestros viajes, hemos aprendido que el deseo de probar la superioridad de tu ciudad no es estrictamente algo estadounidense. A pesar de que a nosotros en Oyster.com nos encantan las dos más grandes ciudades de España Madrid y Barcelona, eso no significa que todos estén de acuerdo con cuál es mejor. De hecho, solo mencionar una ciudad a los residentes de la otra es suficiente para dar pie a una discusión, y muchos visitantes son igualmente apasionados. 

Para ayudar a los viajeros que están indecisos a decidir cuál es la mejor para ellos, estamos enfrentando a las ciudades en nueve categorías, desde museos hasta restaurantes, vida nocturna y hoteles, para ayudarte a decidir entre Barcelona y Madrid para tu próxima escapada por España. (Aunque, seamos honestos, considerando que solo están a dos horas y media de distancia, ¿para qué tendrías que elegir?)

Museos y arte más impresionante: Madrid

Imagen de Museo Nacional del Prado, cortesía de Kyle Valenta.

Prácticamente el itinerario de todos los viajeros está salpicado con al menos uno o dos museos al viajar a las ciudades más importantes del occidente de Europa. Afortunadamente, Barcelona y Madrid están ambas repletas de respetables galerías y arte de clase mundial. Lo que Barcelona ofrece es excelente, destacando obras del artista abstracto catalán, Joan Miro, hasta una enorme colección de la obra de Picasso en el Museu Picasso. También hay exhibiciones vanguardistas de arte contemporáneo en MACBA y CaixaForum, la última estando albergada en una fábrica readaptada y es en sí misma un asombroso ejercicio de diseño moderno.

Sin embargo, Madrid es la reina cuando se trata de arte importante. Su trío de impresionantes museos, el Prado, el Reina-Sofía y el Thyssen-Bornemisza, cada uno dedicado a diferentes épocas de la historia del arte como se ha desarrollado en España y en todo el mundo. Las obras destacadas incluyen las “Pinturas negras” de Goya e importantes obras del maestro del siglo XVIII Diego Velázquez en el Prado, y el “Guernica” de Picasso, en el Reina-Sofía. Para contemplar audaces instalaciones contemporáneas, dirígete a Matadero, un centro cultural que anteriormente había sido un matadero, o las galerías independientes de Lavapies

Hotel seleccionado: Este hotelNH Collection se encuentra a cinco minutos a pie del famoso museo del Prado de Madrid.

Arquitectura y atmósfera icónica: Barcelona

Casi a todas partes a donde mires en Madrid, podrás encontrar impresionantes edificios del siglo XVIII y XIX que bordean las calles atiborradas. La arquitectura clásica de la ciudad es distintiva y elegante, lo que tiene sentido ya que ha sido casa de la realeza española desde el siglo XVI. Las gemas opulentas como el Palacio Real se alzan sobre cuidados jardines con imponentes cornisas y columnas, mientras que el precioso Palacio de Cibeles ahora funciona como el Ayuntamiento de la ciudad de Madrid. 

Al final, es difícil comparar con el estilo extremadamente diverso de Barcelona. El relajado ambiente bohemio junto al mar de la ciudad es el complemento lógico de su arquitectura de renombre mundial. Desde las cuadras de apartamentos medievales del Barrio Gótico a las adiciones contemporáneas como la Torre Agbar de Santiago Calatrava, los contrastes son abundantes. Desde luego, como un propietario de un hotel nos dijo durante una reciente visita, Barcelona es Gaudilandia, y hogar del maestro modernista catalán, Antonio Gaudi. La ciudad, por tanto, es hogar de sus creaciones más emblemáticas, incluyendo Parc Guell, La Pedrera, y la impresionante Sagrada Familia, su obra maestra final que se espera esté terminada para 2026, 100 años después de su muerte.  

Los vecindarios más geniales: Madrid

Imagen de la calle de Malasaña cortesía de Nicolas Vigier.

La mayoría de los visitantes de Barcelona pasarán la mayoría de su tiempo perdiéndose en los callejones de su Vieja Ciudad. Los vecindarios como el exclusivoEl Born, el fotogénicoBarri Gotic, y el descuidadoEl Raval están todos reunidos en los angostos laberintos a ambos lados de Las Ramblas. Aquellos que estén dispuestos a caminar un poco más allá pueden echar un vistazo a las boutiques de alta gama y los elegantes cafés de Eixample, o prometedoras áreas como Poble Sec y Poblenou. Aún así, fuera de la atmosférica Ciudad Vieja, Barcelona está distribuida en una cuadrícula y se siente mucho más urbana y menos apta para recorrerse a pie que Madrid. 

Además, Madrid gana porque no podemos evitar amar la diversidad de sus vecindarios, y cada barrio tiene su propio carácter definido. Podemos encontrar Salamanca y sus elegantes diseños de casas, las calles de Malasaña cargadas de grafiti, las boutiques de moda de Chueca, las pintorescas callejuelas y establecimientos de tapas tradicionales de Huertas, las tiendas de antigüedades de La Latina, y el encanto bohemio del ligeramente más rudo Lavapies. ¿La mejor parte? Todos estos vecindarios están a 20 minutos de distancia a pie unos de otros, lo que facilita encontrar un lugar que se adapte a tu humor, incluso si este cambia constantemente.

La vida nocturna más alocada: Un cara o cruz

No hay una verdadera competencia aquí porque estarás despierto hasta tarde, muy muy tarde, en cualquiera de las dos ciudades. Espera ver montones de jóvenes que van de fiesta y paquetes de cerveza Mahou en las calles de Madrid, mientras que los platos de tapas y copas de vino se disfrutan junto a la calle por los parranderos en Barcelona, y esa es solo la porción previa a la juerga de la tarde. ¿Pero quieren un buen consejo? No hagan contacto visual con nadie que esté parado solo entre los automóviles tarde por la noche. Generalmente, están orinando y no agradecen los ojos curiosos accidentales. 

Hotel seleccionado: El Hotel Pulitzer Barcelona es hogar de uno de los bares de terraza más de moda de la ciudad.

Lugar en el que es más fácil sentirse como un lugareño: Madrid

Imagen de Campo de Cebada cortesía de Kyle Valenta.

No tiene nada de mal ser un turista, le sucede hasta al mejor de nosotros. Pero una de las alegrías de viajar es perderse en un destino y, al menos por un momento, sentirse como un lugareño.

Barcelona puede ser un poco alocada con los turistas dependiendo de la parte de la ciudad. Los lugares populares como Parque Güell, Sagrada Familia, Las Ramblas, Barri Gotic, La Boquería y el Palau de la Música Catalana están repletos todo el año. De hecho, se necesitan de boletos avanzados en uno de los sitios más importantes de la ciudad, especialmente aquellos ligados a Gaudi. Para algo más auténtico, dirígete a vecindarios como el Gracia y el Eixample, aunque no estarás a buena distancia a pie de muchos de los sitios culturales emblemáticos de la ciudad.

Madrid facilita más mezclarse con los lugareños. Claro, los museos impresionantes están llenos la mayor parte del tiempo, casi todos los días, y áreas como Puerta del Sol y Plaza Mayor atraen a turistas en extremo. Sin embargo, casi todos los vecindarios en el centro de la ciudad tienen su propio encanto, además de cientos de pequeños cafés, bares y restaurantes donde los lugareños y turistas se mezclan en una escena de comensales felices. La proximidad de los más importantes sitios turísticos solo para los lugareños además de la forma en que doblan y giran inesperadamente las calles hacen fácil perderse en el camino. Si te sientes con suerte, podrías encontrarte con un concierto improvisado en recintos DIY como Campo de Cebada en La Latina. 

Escena LGBTQ más animada: Madrid

Orgullo de Madrid en Chueca imagen cortesía de Ted Eytan.

Como uno de los primeros países en legalizar el matrimonio gay, las actitudes hacia la comunidad LGBTQ son bastante liberales en Madrid y Barcelona, aunque las raíces profundamente católicas y conservadores del país no pasan desapercibidas. Barcelona y Madrid son ambos centros vibrantes de la vida LGBTQ, pero Madrid queda de nuevo en el primer puesto. Los lugares abiertamente gay como Chueca y llena de hipster como Malasaña son destinos principales para los residentes LGBTQ y turistas por igual. Los establecimientos gay van de lounges tipo coctel elegantes, hasta audaces bares S&M, y mega clubes, por no mencionar los restaurantes y cafés amigables con la comunidad LGBTQ en toda la ciudad.

Hotel seleccionado: EstePetit Palace tiene mucho que ofrecer en Chueca, lo que significa que está a una corta distancia a pie de bares y restaurantes.

Formas más dulces de darse un gusto: Madrid

Imagen de Churro en San Gines cortesía deJun.

Una cosa que une a diversas regiones y culturas en toda España es la comida. Y cuando vacacionan, la mayoría de losa viajeros generalmente se sienten más libres de darse un gusto. Si eres como nosotros, los dulces son una excelente forma de comer como un lugareño. No serán pocas las opciones que tendrás para elegir cuando se trata de pastelerías y dulcerías en cualquiera de las dos ciudades. Sin embargo, mientras que la crema catalana de Barcelona es buena, es difícil vencer a la Chocolatería San Gines de Madrid. Este lugar que da servicio las 24 horas ha servido chocolate caliente y crujientes churros desde 1894. Casi siempre está lleno, y atrae un flujo constante de turistas y lugareños. De hecho, es el lugar favorito de los madrileños después de una noche de bailar y beber. 

Lo mejor de los excelentes exteriores: Barcelona

Imagen de la playa de Barcelona cortesía de SnippyHolloW .

El Parque del Buen Retiro de Madrid, una vez patio de juegos de la monarquía, y adiciones recientes como Madrid Río, colocan espacios verdes al fácil alcance de visitantes y habitantes locales. Aún así, es casi imposible vencer a la joya de la corona de Barcelona, sus largas playas de arenas doradas están llenas de hermosas bañistas de mayo a septiembre. Todo ese sol y mar, y el suave clima mediterráneo, ayudan a hacer de esta una de las ciudades más relajadas de Europa.

Hotel seleccionado: El sensual W Barcelona se ubica justo en la playa, con una piscina exterior con vista a la arena.

Hoteles que te dan más por tu dinero: Madrid

Exterior del The Principal Madrid

El panorama de los hoteles tiene de lo mejor tanto en Madrid como en Barcelona, aunque los viajeros tienden a recibir un poco más por su dinero en Madrid (esto aplica para cenar y beber fuera también). Para una opción de lujo, The Principal Madrid combina un estilo majestuoso con acentos vintage dentro de una corta distancia a pie de la Plaza de Cibeles, el Prado y Puerta del Sol. Aquellos que buscan una opción más económica cerca del popular Lavapies y el Reina Sofía, deberían echar un vistazo al hotel Artrip, una opción de tres perlas con un estilo bohemio.

En Barcelona, aquellos que buscan estar a una corta distancia a pie de Placa Catalunya deberían tirar la casa por la ventana en el elegante y sensual Mandarin Oriental Barcelona, está justo en el elegante Passeig de Gracia, en medio de montones de obras de Gaudí y tiendas de alta gama. Para estar más cerca de la vida nocturna en el popular El Born, echa un vistazo al Chic & Basic Born Hotel, el cual adopta su nombre con gusto.

Enlaces relacionados:

¿Ya nos has dado un "Me gusta"? Nos encanta gustar