11 cosas que todo viajero debe saber antes de ir a Oaxaca

Calles coloniales en Oaxaca

Mientras que el sol, el mar y la arena de la Riviera Maya atraen a la mayoría de los visitantes de los EE. UU., La comida, los pueblos coloridos, la cultura y la costa del Pacífico de Oaxaca atraen a los viajeros que buscan una aventura más apartada en México. Pero, ¿exactamente cómo se prepara uno para un viaje al estado del sur de México? A partir de cómo pronunciar su nombre, aquí hay 11 cosas que todo viajero debe saber antes de visitar Oaxaca.

1. No se pronuncia 'Oh-ax-ah-cah'.

Lo primero que todos los viajeros a Oaxaca deben saber es cómo pronunciar su nombre. En México, se dice con una brisa aireada y fluida, pronunciada 'Wah-hah-kah'.

2. El clima en Oaxaca es excelente todo el año.

Playa en Oaxaca

Como es de esperar, los veranos son calurosos en Oaxaca, pero es un calor agradable y seco. Empaque un sombrero grande (o compre uno en uno de los muchos mercados que encontrará los fines de semana en la mayoría de las ciudades) y un montón de protector solar. Si bien las mañanas y las noches de invierno pueden ser más frías, el clima es cálido durante todo el año, por lo que las visitas fuera de las horas pico (de enero a marzo) no necesariamente significan que encontrará un clima peor y menos turistas.

3. Las protestas anuales ocurren.

Los turistas generalmente no se ven afectados por las diversas protestas en Oaxaca, pero es bueno estar al tanto de estas acciones potenciales en las calles. La huelga anual de verano del sindicato de docentes (en demanda de mejores condiciones de trabajo) es la protesta más famosa, ya que ha regresado cada año durante más de una década. Esto no debería alejarte de las visitas, pero si quieres evitar la ocupación pacífica, evita un viaje de verano.

4. Es la cuna del mezcal.

Mezcalarias en Oaxaca

Oaxaca es el lugar de nacimiento de la segunda bebida más famosa de México, el mezcal, y los visitantes se vuelven locos por el licor ahumado y potente. Las visitas guiadas y autoguiadas están disponibles en todo el estado, con paradas en varias destilerías. Incluso si no eres un gran fanático del mezcal, aprender sobre los procesos detrás de la producción de pequeños lotes lo convierte en un gran viaje de un día.

5. Los vuelos directos desde los Estados Unidos a Oaxaca son limitados.

Los vuelos directos desde los Estados Unidos a Oaxaca son poco frecuentes y no salen de muchas ciudades. Si no puede encontrar un vuelo directo, la forma más fácil de llegar a Oaxaca es volar a la Ciudad de México y tomar un vuelo de conexión. Si tiene un presupuesto limitado, un viaje nocturno en autobús a Oaxaca desde la Ciudad de México es una buena manera de ahorrar dinero. La ruta sigue carreteras de peaje seguras y bien establecidas.

6. Sus antiguas ruinas son algunas de las mejores del país.

Monte Alban, Oaxaca

Oaxaca fue el lugar de nacimiento de la civilización zapoteca, y aún quedan muchos restos de su reinado desde el siglo VI aC hasta principios del siglo XVI. El corazón del imperio zapoteca era Monte Albán, un sitio que sirve como un recordatorio de la gente. A 20 minutos en coche de la ciudad de Oaxaca, Monte Alban es una visita obligada. Una gran pirámide, construida por los zapotecas hace unos 1.500 años, es el punto culminante de las ruinas. Un poco más lejos de la ciudad de Oaxaca, la ciudad de San Pablo Villa de Mitla alberga las ruinas de Mitla, el segundo sitio arqueológico más importante de Oaxaca. Junto con las increíbles ruinas, vale la pena explorar la ciudad cercana por su propia arquitectura y el mezcal artesanal.

7. Oaxaca es uno de los estados más seguros de México.

Oaxaca viene con una advertencia de Nivel 2 del Departamento de Estado de EE. UU., Lo que significa que los viajeros deben "tener más precaución". Esto lo pone a la par con el estado de Yucatán. El número de visitantes a Oaxaca ha aumentado en un 15 por ciento desde 2015 , con cerca del 40 por ciento de los turistas extranjeros que vienen de los Estados Unidos. Mientras tanto, los estados de Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas tienen una advertencia de nivel 4, que indica que el viajero no debe viajar allí.

8. Su costa pacífica es impresionante.

Playa en Puerto Escondido

Oaxaca tiene alrededor de 70 millas de la hermosa costa del Pacífico salpicada de ciudades relajadas, playas impresionantes y complejos recluidos. Huatulco y Puerto Escondido son las dos ciudades principales, pero Zipolite, Mazunte y Bahias de Huatulco ofrecen una mezcla de excelente comida local, encanto rústico y vibrante vida nocturna. El viaje desde la ciudad de Oaxaca a Huatulco dura aproximadamente cinco horas, así que aproveche al máximo la distancia con un viaje por carretera serpenteante, o tome un vuelo corto de 45 minutos.

9. No bebas el agua en Oaxaca.

Como en el resto de México, no bebas el agua del grifo aquí. Se adhieren a agua embotellada - o mezcal.

10. La escena gastronómica en Oaxaca es mundialmente famosa.

Mole en Oaxaca

Cualquiera que haya probado la comida oaxaqueña en los Estados Unidos probablemente ha soñado con visitar la "tierra de los siete topos". La comida callejera es enorme en toda Oaxaca, y muchos turistas vienen por la comida que se encuentra en la región. Desde los saltamontes fritos (chapulines) hasta el queso Oaxaqueño (uno de los quesos más deliciosos de México), la comida aquí es deliciosa. El mole, una salsa rica y compleja, está en el corazón de muchos platos oaxaqueños. Cuando busque comida en la ciudad de Oaxaca, comience en el Zócalo, la plaza principal, muy querida y ferozmente protegida, en el corazón de la ciudad.

11. La cultura indígena es una gran parte de la vida aquí.

Desfiles folklóricos en Oaxaca

La historia y las costumbres encontradas en todo el estado se conservan cuidadosamente generación tras generación. Numerosas comunidades indígenas contribuyen al estilo de vida de Oaxaca en forma de festivales, artesanías y otras tradiciones. El Día de los Muertos es enorme en Oaxaca, como gran parte de México, pero muchos otros festivales, como la Noche de los Rábanos, la Semana Santa y Guelaguetza, también se celebran durante todo el año. Mientras que el 15 por ciento de la población mexicana se identifica como indígena, el número se eleva al 56 por ciento en Oaxaca, lo cual es una de las razones por las que el estado mantiene una identidad tan ecléctica. En cuanto a las compras, Oaxaca es el tipo de lugar donde puedes irte con una maleta llena de recuerdos, desde jarrones hechos a mano hasta hermosos textiles. Encontrará todo tipo de arte popular y artesanía artesanal en todos los tianguis tradicionales de todo el estado.

También te gustará: