Los mejores hoteles de playa en las Bahamas

Ver todos Hoteles en Bahamas

Las Bahamas es un destino de buceo de clase mundial con un clima agradable durante todo el año. Es una de las opciones principales para una escapada a la playa en el Caribe. Un equipo de reporteros de Oyster se dirigió a las Bahamas para dormir en las camas, descansar en las piscinas y caminar por las playas, con el fin de encontrar las mejores propiedades que la isla tiene para ofrecer. Después de una comparación exhaustiva, presentamos nuestros hoteles favoritos frente a la playa.

  1. Para llevar tranquilidad a la concurrida Paradise Island, el Ocean Club, con 105 habitaciones, mayordomos personales, hermosas piscinas (una para adultos, otra para familias), playa privada concurrida con preciosas aguas de color turquesa, restaurante de Jean-Georges, acceso al parque acuático Atlantis, casino y otros atractivos, es uno de los mejores complejos turísticos del Caribe. Pero sus pequeñas habitaciones estándar y, a veces, un servicio menos adulador puede ser decepcionante para el precio.

  2. Las playas repletas de gente no se oyen desde este complejo privado en la isla, donde un máximo de 28 huéspedes a la vez tienen un gran rango de 20 hectáreas y tres playas. Las embarcaciones personales para excursiones diarias, el servicio disponible cuando se lo necesita, los amplioschalés con cocinas completamente equipadas,bares y un montón de actividades propias de un todo incluido convierten al Fowl Cay en una joya excepcional en el Exumas. Sin embargo, algunos chalés tienen una decoración anticuada y muebles gastados que parecen inconsistentes con las altas tarifas por noche del complejo turístico.

  3. Lejos, muy lejos de las multitudes de Nassau, se encuentra este complejo boutique de 16 hectáreas en la isla de Eleuthera. Esta propiedad, inaugurada en 2013, es un punto preferido por las celebridades que buscan privacidad y cuenta con una piscina infinita increíble y un bar en el acantilado ubicado entre dos playas artificiales de arena rosada. Ofrece habitaciones elegantes y espaciosas con decoración blanca y enormes chalés con piscinas privadas y cocinas vanguardistas. Los huéspedes que no se quedan en el chalé, sin cocina, deben planear comer con frecuencia en el sofisticado restaurante, ya que las opciones cercanas son limitadas. Por suerte, el menú cambia todos los días, se utilizan productos de la huerta y el chef de sushi atrapa su propio pescado.

  4. Con 25 cabañas independientes a lo largo de un santuario de aves de aproximadamente 9 hectáreas, este complejo montañoso es solo uno entre muchos hoteles de la isla de Harbour. Aquí la vibra es la sofisticación discreta; los espacios son tranquilos (excepto por los gallos que merodean por el lugar) y la mayoría de los huéspedes parecen felices de pasar sus días simplemente tomando sol en Pink Sands Beach, un tramo hermoso e impecable de casi 5 kilómetros de arena de la que el complejo turístico toma su nombre. Las cabañas con vista al mar ofrecen panoramas espectaculares desde los patios y senderos privados hasta la playa, pero cuestan casi el doble que las cabañas con vista al jardín.

  5. Esta torre de 600 suites abrió en 2007 y desplazó a Royal Towers como la mejor (y por ende más cara) dirección en Atlantis. Elegantes alrededores al aire libre, suites frente al mar y un aire de exclusividad atraen a familias y parejas que prefieren estar levemente apartadas de las multitudes más densas. Suites modernas y sofisticadas (muchas con vistas), tienen tecnología moderna, balcones y cuartos de baño extragrandes. La propiedad comparte una playa separada y una gran piscina familiar con la cercana Reef Tower, pero solo los huéspedes del Cove tienen acceso a la piscina para fiestas llamada Cain at the Cove (solo para adultos), con cabañas privadas, juegos de apuestas al aire libre y un DJ en vivo. 

  6. Lo que una vez fue conocido como el famoso Balmoral Club en la década de 1940, más tarde se convirtió en el Sandals Resort en 1995, con 408 habitaciones, donde el lema es "Lo único que necesitas es amor". Este complejo turístico tiene todo diseñado para parejas y se las arregla para impresionarlas a su llegada con columnas romanas, estatuas, fuentes, tres niveles de elegantes habitaciones, 10 restaurantes distintos y ocho bares. Los huéspedes reciben una gran cantidad de información en el inicio, incluyendo un cronograma de actividades en tierra y agua y eventos diarios, pero muchos optan por relajarse en la playa o hacer uso de uno de los dos bares de piscina principales para beber y charlar.

  7. Es un hotel pequeño, aislado, estilo tiempo compartido, con suites hermosas y amplias, un embarcadero, personal amable que se pasea en carritos de golf y gerentes que saludan a los huéspedes que vuelven como si fueran familia. Old Bahama Bay parece más un club de yates que un complejo turístico. Pero las actividades son limitadas: solo navegar o retozar en la playa aislada o en la piscina; y para algunos viajeros, eso es aburrido.

  8. Este moderno y lujoso hotel condominio con cerca de 500 unidades estilo residencial, está ubicado en el extremo más alejado del enorme complejo Atlantis. Los grandes estudios, unidades de una y dos habitaciones (muchas con vistas) son adecuadas para las familias y tienen sofás cama y cocinas o cocinetas totalmente equipadas. Es una de las opciones más costosas de Atlantis (aunque no tan costosa como el Cove), pero las familias apreciarán la posibilidad de cocinar para ahorrar dinero, ya que los 19 bares y 21 restaurantes de Atlantis son muy caros. La propiedad tiene una buena playa y una amplia piscina familiar que es exclusiva para lo huéspedes de Reef y Cove, y se puede ir a pie a los principales atractivos de Atlantis, como Aquaventure.

¡No olvides darnos un "Me gusta" en Facebook! Nos encanta gustar.