Los mejores hoteles de lujo en Costa Rica.

Ver todos Hoteles en Costa Rica

Los parques nacionales ricos en vida salvaje y las hermosas playas son las mayores atracciones en Costa Rica, pero hay algunos hoteles en el área que son destinos por sí mismos. Las lujosas propiedades en Costa Rica tienen impresionantes habitaciones, elegantes piscinas y excelentes platillos en los restaurantes. Así que, si estás planeando una escapada al exuberante país de Costa Rica, pero quieres pagar un poco más por el mejor servicio y comodidades, has llegado al lugar indicado. ¡Echa un vistazo a nuestras mejores opciones elegidas por expertos para encontrar los lugares de lujo en Costa Rica e inspírate!

  1. Lujoso en todo sentido, el resort Nayara Springs de 16 habitaciones, sólo para adultos, es el mejor de la zona para parejas que buscan romanticismo y privacidad -pero muchos no querrán prescindir de las vistas al volcán. Habitaciones amplias y rústicas pero lujosas que incluyen en la tarifa varios servicios (productos del minibar, llamadas internacionales sin cargo) y dispositivos (reproductores de música Bluetooth, cafeteras espresso). Su competidor más cercano es el Nayara Hotel, Spa & Gardens, que es justamente su hotel hermano y una opción familiar (éste tiene vistas al volcán). El hotel se encuentra a 15 minutos en coche de la ciudad La Fortuna, pero la mayoría de los huéspedes parecen preferir pasar la mayor parte de su tiempo en el hotel.

  2. Tulemar Bungalow & Villas combina la privacidad de un bungalow con la conveniencia de los completos servicios de un hotel, sin ser pretencioso en absoluto. Cuenta con 45 lujosas residencias distribuidas en un resort de 13 hectáreas que tiene acceso privado a la playa Tulemar, donde se encuentra uno de los restaurante con vista exclusiva al mar en Manuel Antonio. Las habitaciones van desde bungalows acogedores pero más viejos, con ventanas de piso a techo, hasta la increíble Casa Las Nubes, con arquitectura sorprendente y una piscina infinita semicubierta. Todas las unidades tienen Wifi gratis y un conserje personal. Buena Vista del Sol sirve comida y bebidas junto a una de las cuatro piscinas infinitas, pero el desayuno no está incluido en el precio de la habitación.

  3. Los hermosos 44 bungalows individuales de Arenal Nayara, el restaurante, el bar de vinos y el spa están ubicados en un terreno increíblemente frondoso. Algunas de las instalaciones son ​​pequeñas (piscina, spa, gimnasio), pero los clientes vienen aquí por los bungalows privados con toques especiales tales como una ducha de jardín al aire libre y una terraza con jacuzzi y hamaca. Es más lujoso que el Arenal Kioro, que está cerca, pero las habitaciones del Kioro tienen mejores vistas al volcán.

  4. Los clientes se sentirán realmente consentidos en este hotel solo para adultos de lujo con 29 habitaciones. Establecido en la ladera de una reserva natural de 6 hectáreas, el Gaia se siente apropiadamente exclusivo y privado, y tiene un servicio atento y personalizado. Las habitaciones son espaciosas y ventiladas; las grandiosas vistas nunca acaban, y los regalos abundan: desayuno, Wifi, un mini tratamiento de spa (por nombrar unos pocos). Mantén tus ojos atentos a las iguanas, los perezosos y otros similares.

  5. Sin duda entre los resorts más lujosos de América Central, el Four Seasons es lo más cercano posible a la perfección. Con dos playas hermosas, vistas al mar desde cada uno de sus suntuosas habitaciones (decoradas con materiales como madera, bambú y piedra) y un campo de golf de 18 hoyos, el resort hace posible que los huéspedes transcurran la totalidad de sus vacaciones en el sitio. Para los que opten por explorar más allá de la península de Papagayo, hay que señalar que las carreteras de Guanacaste se encuentran en malas condiciones.

  6. Tabacon es el original y mejor conocido resort en el área del volcán de Arenal y es merecidamente famoso por sus 18 aguas termales naturales en la propiedad de spa Tabacon calle arriba, los cuales son los más grandes de la región. Este resort spa ecologista de 102 habitaciones e institución local es un sensual edén en un área relativamente remota en el lado oeste del volcán, a alrededor de 20 minutos en coche de la Fortuna y otras vistas. Las habitaciones son grandes, modernas y sofisticadas con hermosas vistas a la selva tropical (y a veces al volcán).

  7. Un maravilloso lugar para acaudalados estadounidenses y sus hijos, The Springs, un lujoso resort de 47 habitaciones, ofrece 65 hectáreas de piscinas y fuentes termales que parecen interminables, restaurantes y actividades: todo escondido en la pendiente de un volcán y prácticamente en medio de la nada. (Esperen un trayecto en coche largo y ajetreado para entrar y salir del hotel, que los hará descartar las excursiones de día entero fuera del predio). El centro de recreación Club Río permite que los huéspedes experimenten todo, desde descenso por el río hasta cabalgatas en el sitio. Las habitaciones van desde cuartos estándares de hotel con buenas vistas del volcán hasta villas a imagen de los refugios de esquí suizos. 

  8. Los viajeros que buscan un lujo minimalista en la selva, lo encontrarán el Andaz Peninsula Papagayo, un monumento arquitectónico que parece estar construido en el lado de un acantilado. La línea boutique de moda del Hyatt, Andaz, es conocida por su alto estilo y su enfoque creativo en el diseño de hoteles, y el lujoso lugar remoto de Papagayo no es la excepción. Distribuidas a lo largo de 11 hectáreas con colinas, las 153 habitaciones minimalistas de Andaz, los tres restaurantes, el spa de 1000 metros cuadrados y el gimnasio abierto las 24 horas están alojados en docenas edificios que parecen casas en el árbol. Pero el alto diseño del hotel no siempre es funcional o conveniente, como lo ven las multitudes de huéspedes que esperan por carritos de golf para que los transporten alrededor de la propiedad. 

  9. Arenas del Mar prueba que alojarse en un resort ecológico no tiene por qué ser una experiencia carente de comodidades: Sus 38 habitaciones contemporáneas se encuentran entre las más agradables de Manuel Antonio, su restaurante es excelente y sus espacios públicos personifican el lujo rústico. La frondosa selva tropical de la propiedad, así como sus dos hermosas playas de arenas blancas en el sitio (una rareza en el área) y su fauna diversa hacen que los huéspedes se conecten de verdad con esa naturaleza que el diseño del resort ha preservado de manera tan meticulosa. Pero la propiedad de 5 hectáreas es empinada, por lo que tendrás que llamar a un carrito de golf del hotel para ir prácticamente a cualquier lado.

  10. Esta escapada rústica, lujosa y extremadamente remota vale la pena del movido viaje de dos horas y media en automóvil desde el aeropuerto de Liberia. Las habitaciones no son tan impresionantes como las de los resorts de lujo más grandes en la región, pero las inigualables vistas, la imponente piscina infinita y una escarpada y bella (aunque rocosa) playa lo compensan de sobra. Además, este es un hotel con corazón: Punta Islita cuida el medio ambiente y ayuda a la comunidad local.

Danos un "Me gusta" en Facebook y disfruta las mejores vacaciones de tu vida