Los mejores hoteles para niños en Los Ángeles

Ver todos Hoteles en Los Angeles

Muchos hoteles a lo largo de Los Ángeles aceptan niños, pero algunos realmente van más allá, ya sea preparando tu habitación antes de que llegues para que sea segura para niños, ofreciendo helados gratis por la tarde, dándoles a los niños una bolsa de regalo llena de juguetes y dulces al registrarte u ofreciendo clubes infantiles llenos de manualidades. Aquí tienes nuestros hoteles favoritos para niños en Los Ángeles, Beverly Hills, Hollywood y Santa Mónica.

  1. Este peculiar hotel de 40 habitaciones se encuentra junto al Castillo Mágico de Hollywood, la sede sólo para miembros de la Academia de Artes Mágicas. Alojarte aquí te permitirá entrar a espectáculos de magia abiertos sólo a los miembros y a sus invitados (aunque sólo el espectáculo del brunch del fin de semana acepta niños). Pero incluso si nunca logras entrar a un espectáculo, a tus hijos les encantará la piscina temperada abierta 24 horas al día. Las espaciosas suites de un dormitorio con cocinas completas pueden albergar a una familia, y el desayuno gratis, los helados gratis de la tarde, los snacks gratis en el minibar y los DVDs gratis no son un truco de magia.

  2. No encontrarás muchos resorts de playa tradicionales en Los Ángeles, pero puedes quedarte justo en la playa. La playa de Santa Mónica frente a la Casa del Mar es una amplia extensión de arena con olas suaves, y el muelle (con su noria, sala de vídeojuegos y diversiones de estilo carnaval) se encuentra a 15 minutos a pie. Hay un camino de bicicletas de 35 kilómetros que pasa por el hotel (hay alquileres disponibles en Shutters al lado). El espacioso lujo de las habitaciones con dos camas dobles puede alojar fácilmente a una familia, y la cabina de adivinación de Zoltar en el vestíbulo puede divertir a los niños si se cansan de las actividades al aire libre.

  3. La historia aquí es una enorme suite por un precio razonable. Las suites de 60 metros cuadrados tienencocinas completamente equipadas, dos televisores (y uno de ellos es de plasma de 42 pulgadas), una sala de estar con una chimenea de gas y balcones. Un piscina en la azotea y una cancha de tenis mejoran las cosas, y desde la ubicación del hotel, en West Hollywood, Universal Studios está solo a 15 minutos en auto.

  4. Aunque no está exactamente en la arena como Casa del Mar, su vecino de Santa Mónica, el Loews está a una caminata de un minuto de la playa y a cinco minutos de la noria, el salón de videojuegos y las atracciones del muelle. La popular piscina tiene vista al mar y el asador junto a la piscina tiene menú para niños. Los televisores de las espaciosas habitaciones vienen con canales infantiles como HBO Family, Disney y Cartoon Network. El personal arreglará la habitación a prueba de niños antes de que llegues.

  5. Entre los hoteles de lujo de gama alta en Los Ángeles, el Beverly Wilshire hace lo máximo por extender el servicio exageradamente servicial a los menores de 18: una galleta de bienvenida en forma de estrella del "Paseo de la fama de Hollywood" con el nombre de tu hijo, tratamientos de spa para niños y un menú de servicio de habitaciones con opciones para bebés, niños pequeños y preadolescentes. El paseo de compras Rodeo Drive está cerca por si tus hijos son fashionistas en proceso. Todas las grandes habitaciones para huéspedes tienen reproductores de DVD y el hotel tiene una completa biblioteca de DVD infantiles para prestar.

  6. Tal y como en el Beverly Wilshire, el hotel Beverly Hills mima tanto a los niños como a los padres: Reciben un regalo de bienvenida de leche con galletas, una tarjeta de crédito falsa color rosa para utilizar en restaurantes y opciones para niños en el menú de servicio a la habitación. La diferencia es que este hotel de lujo, ubicado en una extensión residencial de Sunset Boulevard, se siente más como un miniresort que como un hotel de ciudad, gracias a sus canchas de tenis, una gran piscina y 5 hectáreas de propiedad. Las habitaciones de 40 metros cuadrados son más grandes que las del Beverly Wilshire.

  7. Las familias que estén dispuestas a intercambiar un corto paseo a la playa de Santa Mónica por mucho más espacio y un precio más bajo deben considerar alojarse en el Doubletree Guest Suites. Las suites de 46 metros cuadrados son limpias, cómodas y cuentan con sofás extraíbles y refrigeradores de tamaño medio (además de un microondas, si se solicita). La terraza en el tercer piso tiene una piscina y un Jacuzzi. La desventaja, por supuesto, es que la playa y el muelle se encuentran a 10 minutos a pie (o un paseo más corto en auto).

  8. El Terranea ofrece una completa variedad de servicios para los niños (y sus padres). Esta enorme propiedad en Rancho Palos Verdes tiene una piscina con un tobogán de agua. El club de niños ofrece manualidades, juegos y actividades en la naturaleza (a US$55 por día). Los adolescentes pueden navegar en kayaks, surfear y asistir a eventos nocturnos gratuitos en el "Teen Scene". El único problema es que el Terranea está por lo menos a una hora en auto de las principales atracciones turísticas de Los Ángeles, lo que lo hace un gran destino independiente de vacaciones familiares, pero no funciona especialmente bien como una base para explorar Los Ángeles.

  9. Visitado por celebridades, Shutters on the Beach tiene una atmósfera formal de opulencia, con piezas de arte costosas en su vestíbulo y restaurantes, características lujosas y habitaciones que pertenecen a la casa de playa de un billonario. Sin embargo, satisface a los pequeños con opciones para niños y un menú para niños en su restaurante y servicio a la habitación 24 horas, además de un servicio de niñeas, juguetes de playa y cunas y camas plegables gratis.

  10. Este hotel de lujo de 453 habitaciones se enfoca principalmente en viajeros de negocios y otros adultos, pero sus espaciosas habitaciones estándar, piscina climatizada y la proximidad a lugares de interés como el Museo de Arte Contemporáneo hacen que sea una buena opción para familias, sobre todo cuando sus precios se encuentran muy por debajo de los de otros hoteles de lujo. Además, ofrece servicios para niños, como menús infantiles, cunas y camas plegables gratis, bolsas de regalos con juguetes y dulces al registrarte y entrega gratis a la habitación de leche y galletas la primera noche.

  11. A sólo pocas cuadras de la UCLA (pero desafortunadamente cerca de nada más), este hotel Kimpton de 238 habitaciones, abierto en el 2008, ofrece grandes habitaciones estándar de 32 metros cuadrados (equipadas lujosamente con pantallas planas de 42 pulgadas y sábanas Frette), una piscina de 4 metros climatizada, horas de café y vino gratis y una política de mascotas gratis. Avisando con antelación, el hotel les entrega a los niños un paquete de bienvenida (una maleta gratis con yoyos y naipes) y pondrá en la habitación batas de animales para niños.

  12. La proximidad del Renaissance al Hollywood Boulevard —hogar de atracciones como el Paseo de la Fama, el Teatro Chino y el museo de cera de Madame Tussaud— lo convierten en una excelente opción para familias. Además, hay una adorable piscina en la azotea con vista al famoso (pero distante) letrero de Hollywood.

  13. A sólo cinco minutos en auto de Universal Studios Hollywood, este hotel de 257 habitaciones es adecuado para familias y tiene un ambiente relajado y tranquilo que es bienvenido después de pasar por la ajetreada Studio City. Las habitaciones son espaciosas e iluminadas y varían ampliamente en tamaño (algunas incluso tienen camarotes, lo que las hace ideales para familias). Tienen un diseño contemporáneo, Wi-Fi gratis y balcones pequeños. Se proyectan películas en las tardes de verano en la encantadora piscina exterior y el hotel tiene un popular restaurante, además de bares con happy hours diarias. 

  14. Esta propiedad de gama media de 187 habitaciones están tan cerca del LAX que los huéspedes pueden ahorrarse el transporte gratuito 24/7 y caminar tranquilamente al Terminal 1 en cinco minutos. El hotel se enfoca principalmente en los que viajan en avión y ofrece pantallas táctiles con información sobre los vuelos y quioscos para imprimir tarjetas de embarque, así como transporte 24/7 al aeropuerto gratis (pero a menudo demasiado lleno). Un área de juegos para niños en el vestíbulo y grandes suites contiguas lo convierten en una excelente opción para familias. Todos los huéspedes pueden usar el gimnasio pequeño, disfrutar en la bañera de hidromasaje o comer en el Bistro Bar and Restaurant. Esta propiedad es ideal para las escalas largas o los vuelos que salen temprano o muy tarde.

¡No olvides darnos un "Me gusta" en Facebook! Nos encanta gustar.