Los hoteles más románticos de la Ciudad de Nueva York

Ver todos Hoteles en New York City

La ciudad de Nueva York es el escenario para aproximadamente diez mil películas románticas. Deja que uno de estos 22 hoteles (íconos de lujo del viejo mundo justo en Central Park, las propiedades del centro ultra de moda, los elegantes hoteles en el Time Square) sean el motivo para tu propia historia de amor en Nueva York.

  1. Quizás el hotel más icónico de Nueva York, el hotel Plaza, sea sinónimo de la elegancia de la antigua Nueva York. Las parejas apasionadas apreciarán el fenomenal servicio de conserje las 24 horas, el servicio a la habitación 24 horas y el mayordomo del pasillo las 24 horas, y también disfrutarán del spa Caudalie Vinotherapie de 744 metros cuadrados, en donde, después de la exfoliación con cabernet, se puede disfrutar de una copa de vino. Se realizan paseos por Central Park en carruajes cómodos jalados por caballos que se inician en la calle 59, justo en frente del hotel.

  2. Una de las propiedades de lujo más reconocidas y respetadas en la ciudad de Nueva York, el Palace, siempre a la altura. El hotel de 909 habitaciones completó una renovación en grande en 2013 y cuenta con numerosas características de la propiedad, que incluye un gran gimnasio moderno, un restaurante de alta cocina y dos salones íntimos. Sin embargo, la falta de un spa completo en un hotel tan grande es sorprendente y tienen un molesto cobro adicional de Wifi para aquellos huéspedes que no se quedan en las suites del Towers. No obstante, el Palace sigue siendo un gran ícono de Nueva York; las vidrieras Tiffany y los techos dorados permanecen desde sus días como mansión privada.

  3. Los colchones pillow-top, edredones lujosamente pesados y mantas de terciopelo hacen que estas camas sean perfectas para pasar mucho tiempo en ellas. La decoración boho-chic del viejo mundo acentúa el ambiente romántico, y el bar inglés (básicamente un bar con puerta) permite a las parejas disfrutar de cocteles elegantes sin tener que salir. Sin embargo, las características más destacables del hotel se encuentran fuera de las habitaciones: un spa excelente, una trattoria italiana de primera clase (Maialino, de Danny Meyer), bares populares (como el Gramercy Terrace, que tiene cordeles con luces y enredaderas verdes trepadoras) y el acceso privado al hermoso parque Garmercy Park.

  4. El hotel Mandarin Oriental le otorga a las parejas una amplia gama de oportunidades para relajarse de manera íntima, desde habitaciones extensas con vista al Hudson hasta una suite VIP con spa que las parejas pueden alquilar para tratamientos privados. Todos aquellos que quieren derrochar dinero en una cita sofisticada pueden visitar algunos de los mejores restaurantes finos de la ciudad, como el Per Se y el Masa, que se encuentran en el mismo edificio.

  5. Seguramente ya has escuchado con frecuencia los términos "escapada a la ciudad" y "viaje romántico" cuando se describe un hotel, pero en verdad se aplican a este boutique íntimo de 88 habitaciones. El hotel Greenwich parece un oasis exuberante en el medio del vecindario industrial de TriBeCa, ya que tiene un patio lleno de plantas, cuenta con el lujoso spa Shibui y con una piscina subterránea iluminada con faroles que se encuentra debajo de una hacienda japonesa de 250 años de antigüedad. Las habitaciones excepcionales, cada una con un diseño único que evoca un hogar italiano, y Locanda Verde, un restaurante italiano rústico y moderno, completan la experiencia romántica.

  6. Es difícil encontrar fallas en el St. Regis. Construido en 1904 por John Jacobs Astor IV, el bisnieto del primer multimillonario del país, el St. Regis es un monumento de las Bellas Artes (lo que significa que incluso las habitaciones estándar de huéspedes cuentan con candelabros elaborados, no solamente el adornado lobby). El gran hotel es conocido por su extraordinario servicio preferente (mayordomos las 24 horas que se esmeran en atender a los huéspedes), pero tiene muchas otras destacadas características destacadas, incluyendo 229 elegantes habitaciones con espaciosos baños y el legendario King Cole Bar, donde los huéspedes pueden disfrutar del mural de Maxfield Parrish y de un afamado Bloody Mary, que aquí es llamado el Red Snapper.

  7. Con un restaurante de moda boho-chic, servicio a la habitación 24 horas, servicio de alquiler de bicicletas gratuito, y un lobby lleno de terciopelo, el Bowery Hotel redefine la elegancia en un aburguesado barrio céntrico donde alguna vez reinaron el punk rock y la miseria. Las 135 habitaciones tipo ático, inundadas de luz natural de las grandes ventanas estilo fábrica, las cuales proporcionan soberbias vistas de la ciudad, son brillantes inmaculadas y amuebladas de manera hermosa, con antiguos tapetes turcos, colchas de lana, TV de plasma de pantalla plana de alta definición y baños de mármol.

  8. El elegante y estilizado hotel en Rivington es un lugar reservado y atractivo para viajeros adinerados que gustan de barrios buenos y aspiran alto. Los huéspedes incluyen una mezcla de celebridades, inversionistas, aventureros europeos y miembros de la élite de la clase creativa quienes esperan que sus hoteles sean tan geniales como sus carreras. Siempre parece haber una escena en progreso en el hotel en Rivington: El Penthouse de la azotea de tres niveles del hotel es un espacio para eventos popular y una sede para bodas, completo con un jacuzzi y vistas panorámicas de la ciudad de Nueva York. Las habitaciones de huéspedes son apropiadamente pretenciosas y lujosas. Los puntos destacados incluyen fantásticas camas con colchones de contorno Tempur-Pedic, sábanas Frette de 500 hilos; enormes duchas de vapor; y soberbias vistas de la ciudad de Nueva York a través de paredes de vidrio de piso a techo en las habitaciones del séptimo piso y más arriba.

  9. Uno de los más sexies hoteles boutique de New York, ubicado convenientemente entre Grand Central y Times Square, el Bryant Park Hotel recibe a huéspedes con sentido de la moda, del mundo del entretenimiento y europeos exigentes. La combinación de servicio amigable y personalizado, un gran bar y restaurante, y habitaciones geniales y cómodas —todo dentro de un edificio de 128 habitaciones con estilo art déco— hacen del hotel un placer inconfundible.

  10. Este hotel único en su clase del Meatpacking District es arquitectónicamente impresionante y está situado encima de la High Line en pilares de concreto. Las 338 habitaciones ultra modernas lucen un poco como camarotes y cuentan con ventanas de pared a pared que las inundan con una luz natural y vistas impresionantes actuales (y también puede resultar un poco un peep show, así que considérate advertido). Varios restaurantes y bares de moda hacen de este uno de los más modernos hoteles en la ciudad de Nueva York.

  11. El Dream Downtown de 316 habitaciones es un hotel de aspecto futurista que está ubicado detrás del Hotel Maritime en Chelsea, cerca de la frontera del moderno Meatpacking District. El hotel combina espacios públicos de una manera única: El gimnasio cuenta con ventanas "ojos de buey" con vista a la piscina, y la piscina en sí tiene un fondo de cristal con vista hacia el lobby. El decorado general está sin dudas a la moda, sobre todo el salón de la azotea PH-D (un refugio popular de las celebridades). Las habitaciones ultra modernas tienen funciones automatizadas, arte y decoración contemporáneos y ventanas de ojo de buey con vista a la ciudad.

  12. Detalles como chocolates en las sábanas, exhibiciones locales de arte rotativas y aperitivos gratis en el lobby (no te pierdas la recepción diaria de vino y queso en el lobby) son el tipo de toques íntimos que hacen del James una verdadera experiencia de hotel boutique. Este hotel de 114 habitaciones con su impresionante bar y piscina en la azotea, cortesías geniales (que incluyen Wifi gratuito), y restaurante de David Burke, representa al moderno y creativo barrio en el que se ubica. Sus iluminadas habitaciones minimalistas son más pequeñas que las que poseen algunos de sus lujosos competidores, pero están suficientemente llenas de detalles bien pensados para compensarlo.

  13. ¿Qué puede ser más romántico que un hotel icónico y lujoso en Central Park? Quizás uno que organice un picnic con champaña. La arquitectura majestuosa neogeorgiana del exterior y los ornamentos detallados del interior atraen numerosas bodas de alto perfil a este hotel clásico que fue modernizado hace poco. Se puede decir que es el hotel con la apariencia más deslumbrante de la Ciudad de Nueva York.

  14. Escondido en una calle tranquila y empedrada de SoHo, el hotel Crosby Street, que cuenta con 86 habitaciones, está en el lugar perfecto para explorar restaurantes modernos, boutiques y galerías de uno de los barrios más encantadores de Manhattan. El hotel en sí, originario del Reino Unido, es un hotel cómodo y extravagante que cuenta con habitaciones sencillas y hermosas llenas de decorados modernos y clásicos, ropa de cama fina de Frette, un jardín verde en la terraza, una habitación con proyector y un "jardín de esculturas". En definitiva, es una elección magnífica para parejas modernas y sofisticadas.

  15. Este hotel pintoresco en Midtown East evoca todo el romance francés en su lobby, que tiene pisos de mármol, un candelabro de cristal, un tapizado brocado, dorado brillante y lirios frescos que decoran la entrada. En las habitaciones, símbolos de la flor de lis decoran las batas de baño, los objetos de baño, las paredes y hasta el papel higiénico. Así que, si no puedes viajar hasta la ciudad del amor, por lo menos puedes sentirte como si estuvieras allí. La decoración glamorosa inspiró numerosas propuestas de matrimonio, celebraciones de bodas de plata y una escena notable y cautivadora en «Sexo en la ciudad».

  16. Este hotel boutique chic de 60 habitaciones abrió sus puertas en 2013, ubicándose en parte de un seminario teológico que todavía funciona, y cuyos orígenes se remontan al siglo de 1800. En los meses más cálidos, los huéspedes pueden disfrutar de ostras y champaña en el restaurante de su terraza exterior; y el Intelligentsia Coffee (de Chicago) sirve considerables dosis de cafeína y pastelería local en el lobby durante todo el año. Los lujosos cuartos y suites tienen camas extra grandes afelpadas, pisos de madera de pino, muebles antiguos, batas de baño y productos de tocador CO Bigelow. Junto a él hay una serie de salas de reunión y para eventos en el Hoffman Hall, entre las que se incluye el "Refectorio" digno de Harry Potter: una gran atracción para bodas y desfiles de modas. 

  17. El Standard, East Village es uno de los edificios más solicitados del área de Bowery, de última moda en el East Village de Manhattan. La joya de su corona puede ser el hecho de albergar uno de los restaurantes más aclamados de la ciudad, Narcissa, pero sus buenas vistas de Nueva York, su jardín encantador para cócteles y sus servicios gratuitos como Wifi y bicicletas de alquiler son adicionales muy bienvenidos. Las habitaciones, aun siendo elegantes y con todo más que nuevo (incluso para los estándares neoyorquinos), son pequeñas; y el hotel tiene pocos servicios en el sitio: no hay spa ni gimnasio, pero los huéspedes reciben acceso gratuito al gimnasio Crunch, que queda enfrente. 

  18. Disfrute de la compañía de poetas románticos del pasado en el hotel boutique, un hotel temático literario ubicado a una cuadra de la biblioteca pública más conocida de Nueva York y de Bryant Park. Las seis habitaciones que hay en cada piso están decoradas con temas de las 10 clases principales del Sistema decimal Dewey, así que se puede alquilar la habitación del amor, una suite doble con balcón ubicada en el 11vo piso, o la habitación de literatura erótica, una habitación lujosa con cama matrimonial ubicada en el séptimo piso que viene con una señal de «No molestar: Relatos de sexo en hoteles». Recepciones de vino y queso en las tardes son el preludio perfecto para una noche de acurrucarse en las sábanas de algodón egipcio.

  19. Mediante la atención al detalle y un encanto del viejo mundo se distingue este pintoresco hotel boutique. Sus 12 habitaciones han sido decoradas de forma individual con hogares y antigüedades de época, y presentan comodidades modernas, como televisores de pantalla plana, soportes para iPod y Wifi gratuito. La propiedad carece de la mayoría de las comodidades de los hoteles más grandes, como un gimnasio y un restaurante completo, pero ofrece un salón de té elegante, una ubicación central a una cuadra de Union Square y un toque íntimo que es difícil de encontrar en Nueva York.

  20. El Knickerbocker tiene una rica historia. El hermoso edificio estilo bellas artes hizo su debut en 1906 y era un destino famoso para celebridades a inicios del 1900 e incluso se rumora que es el lugar originario del martini. Hoy es uno de los hoteles lujosos de élite de la ciudad de Nueva York, con un histórico exterior que tiene detalles del estilo renacimiento francés. La elegante propiedad de moda tiene 330 espaciosas, pero no excesivamente lujosas, habitaciones con tabletas junto a la cama que controlan la iluminación y temperatura. Entre las características que destacan están una popular terraza en la azotea con excelentes vistas, un restaurante de alta cocina liderado por el chef Charlie Palmer y un excelente centro de ejercicios, pero no hay piscina o spa completo (pueden programarse tratamientos en la habitación). 

  21. No te confundas con el hotel hermano, Night Hotel Times Square, a solo dos cuadras de distancia, el Night Theater District es un moderno hotel de lujo a media cuadra del Times Square. Su ubicación privilegiada permite llegar caminando a numerosas atracciones y a pesar de eso, es un hotel tranquilo y el tema de la "noche" es que las habitaciones tienen adornos en blanco y negro y ventanas ocultas por pesadas cortinas (así como libros de Kama Sutra metidos en las mesitas de noche). Otras características que hacen de este hotel una buena opción de boutique son la atractiva decoración en blanco y negro; el restaurante en el sitio sirve sabroso sushi; y las elegantes habitaciones tienen TV de pantalla plana y escritorio. 

  22. Ubicado en Hells Kitchen a cinco minutos a pie del Times Square, el French Quarters Guest Apartments de gama media tiene 22 habitaciones y cinco suites, que tienen cocineta con mininevera, cafetera, lavabo y estufa. Las suites de dos recámaras tienen áreas de sala separadas y balcones privados o patios, algunos con vistas escénicas del horizonte. Un desayuno continental está incluido en la tarifa y hay un restaurante popular en el sitio que sirve cocina estilo criollo, con servicio a la habitación disponible. 

¿Ya nos has dado un "Me gusta"? Nos encanta gustar